EQUIPO DE RESPUESTA D.A.R.T.

Muchas personas se solidarizan en el momento en el que el desastre ya ha ocurrido. Nosotros queremos adelantarnos a los acontecimientos.

D.A.R.T.

El equipo DART (Disaster Assistance Response Team ) es la herramienta de GAiN para responder de urgencia a crisis humanitarias como pueden ser desastres naturales (terremotos, tsunamis, sequías…) o desplazamientos masivos de personas por causa de conflictos armados u otras razones.

¿Quieres saber más? Visita la página de DART: www.dartgain.eu

AYÚDANOS A INCREMENTAR NUESTRA CAPACIDAD

Con tu contribución económica, podemos incrementar nuestros recursos para poder responder más rápido ante la necesidad y poder ayudar a más personas afectadas por el desastre.

También puedes ayudarnos a incrementar nuestra capacidad siendo voluntari@ de nuestro equipo DART

“GAiN y el equipo DART fueron los que vinieron y se quedaron con nosotros en la época del Estado Islámico. Fueron los únicos que se quedaron. Nunca lo olvidaremos.”

Colaborador local en Irak

HUIR DEL ISIS CON 90 AÑOS DE EDAD

Esperaban que los combatientes del ISIS se fueran, pero los encontraron y los amenazaron: “¡Si no os vais, os cortaremos la cabeza!”

ERBIL (Irak)

Su nieta estaba radiante cuando lo explicaba: “El abuelo ya no puede caminar tan bien. Por eso quería quedarse en nuestra casa en Irak cuando todos tuvimos que huir. Pero mamá y papá no querían dejarlo solo. Se quedaron con él. Nosotros en cambio caminamos mucho con mis tíos, tías y primos. Dormimos fuera durante dos noches. Entonces un buen hombre nos dejó quedarnos en su campamento. Al principio pensamos que podríamos volver pronto, pero por el momento tenemos que quedarnos aquí. Y de repente mamá, papá y el abuelo estaban con nosotros otra vez. Mamá llora mucho. Estoy tan contenta de que el abuelo lo haya logrado”.

La nieta escuchó explosiones y disparos. Los adultos no le contaron el drama de la fuga. Esperaban que los combatientes del ISIS se fueran, pero los encontraron y los amenazaron: “¡Si no se van, les cortaremos la cabeza!” Todo el mundo tenía que correr, incluido el abuelo de 90 años, y el SIS los persiguió con motocicletas y rifles durante mucho tiempo. Habían perdido todo, pero al menos estaban vivos. En algún momento encontraron un taxi que llevó a los que ya no podían caminar los últimos kilómetros a Erbil. Allí se encontraron con sus parientes de nuevo. El misericordioso propietario de un restaurante había vaciado su cobertizo sin más, les dio refugio allí y los cuidó.

Como muchos otros, la familia ha estado esperando la oportunidad de regresar. El cobertizo no es cómodo: el techo está agrietado, hay escorpiones y la familia vive allí con 40 personas en un espacio muy pequeño. ¡Pero ellos viven! GAiN también ha proporcionado a esta familia queroseno para calentarse y cocinar, alimentos, ropa y mantas. Sin embargo, su gran pregunta es: ¿Cómo continuará?

SER HUMANO Y SEGUIR SIENDO HUMANO

“Tengo sueños; quiero hacer algo con mi vida, algo grande para la humanidad.”

Campo de refugiados de Moria (Lesbos)

Hoy conocí a Z. Vivía en una parte del contenedor donde instalábamos más camas, ya que se mudaban nuevas personas que acababan de llegar. Mi colega y yo estábamos afuera esperando a nuestros otros colegas y se detuvo a hablar con nosotros, preguntando si teníamos algún consejo para una espalda dolorida. Traté de ayudarlo sugiriendo algunos ejercicios que podía hacer, y la conversación fluyó desde allí.

“Había dos cosas que nunca me perdería en Afganistán: el cricket (ver o jugar) y la clase de inglés”.

De hecho, su inglés era impecable. 

“Solía traducir para médicos y psicólogos. Vi a algunos hombres en posiciones poderosas, cuya firma podía cambiar el curso de la vida de una persona, derramar lágrimas y mostrar gran temor, ya que admitían ciertas cosas en esas sesiones Tenían que compartir esto para que pudiéramos ayudarles.

Cuando era más joven, tenía curiosidad por las relaciones y la vida. Si mirabas mi historial de Google, encontrarías temas como “cómo ser un buen novio o marido”, “cómo saber si le gusto a una chica”, y “por qué estoy aquí”, “cuál es el significado, la filosofía de la vida”. He aprendido que todos somos una sola raza, la raza humana. Y debemos ser buenos y hacer el bien. Nada más importa”.

En un día tan lleno de impresiones y emociones, de luchas con la comunicación y de barreras lingüísticas y culturales, aquí hubo un momento para conectar con otra persona. Y sí, una de las primeras cosas que dijo cuando lo conocí fue, “No puedo esperar a salir de aquí”, pero honestamente, ¿quién no lo haría?

¿CÓMO FUNCIONA EL EQUIPO DART?

La estructura y procedimientos del equipo DART existe gracias al liderazgo de personas con una amplia experiencia en la respuesta humanitaria. Aunque el equipo es sumamente flexible y capaz de adaptarse a diversas circunstancias, en líneas generales así es cómo se produce la respuesta de emergencia.

FASE 0: DESASTRE

DART responde a todo tipo de desastres, ya sean naturales, causados por el hombre o crisis progresivas que se desarrollan más lentamente.

FASE 1: EVALUACIÓN

Tan pronto como ocurre el desastre, los directores de las diferentes oficinas de la red global de GAiN se reúnen para discutir la posibilidad de enviar un equipo de evaluación previo. Si la decisión es positiva, se envía un primer equipo de evaluación a la zona afectada para evaluar el alcance de la crisis, la colaboración con actores locales y la posibilidad de enviar un equipo DART o valorar otras alternativas de respuesta. Al mismo tiempo, el equipo de evaluación ya está en disposición de proporcionar una primera ayuda a los afectados.

FASE 2: EQUIPO DART

Los miembros del equipo DART son informados desde el primer momento de la posibilidad de una misión de respuesta y se les pregunta sobre su disponibilidad. Si el equipo de evaluación informa de la necesidad de enviar un equipo DART y los directores lo deciden así, los primeros miembros DART llegarán a la zona afectada lo antes posible para instalarse y empezar a organizar la respuesta humanitaria.

FASE 3: ENVÍO DE AYUDA

Casi al mismo tiempo que se envían a los primeros miembros del equipo DART, se organiza el envío de la ayuda humanitaria que se considere necesaria desde los almacenes de GAiN. Mientras esta ayuda llega, el equipo DART es responsable de responder a la crisis con los recursos disponibles sobre el terreno.

FASE 4: RESPUESTA

La respuesta humanitaria al desastre variará mucho en función de las necesidades, las limitaciones logísticas y el propio carácter del desastre. Esta respuesta puede ser muy diversa: distribución de alimentos y recursos básicos, reconstrucción y rehabilitación de infraestructuras, formación y asistencia en materia sanitaria, psicológica, WASH (agua, saneamiento e higiene), etc.

FASE 5: ROTACIONES

Según la duración que tenga la respuesta sobre el terreno, los equipos DART irán turnando mediante rotaciones para asegurar que se cubren cada una de las funciones básicas dentro del equipo.

FASE 6: FIN Y RELEVO

Cuando la situación se estabiliza y la intervención del equipo DART deja de ser necesaria, se da por concluida la misión DART. Sin embargo, en la mayoría de ocasiones, la respuesta a la necesidad de las personas más afectadas se sigue dando a través del colaborador o colaboradores locales con quienes se haya trabajado durante el tiempo que haga falta. Es probable que esta relación con los colaboradores locales desemboque en un proyecto de desarrollo a largo plazo.